El Salvador. Protección social y empleo decente para mayor inclusión de migrantes, propuesta Sena

Noticias en Seguridad Social - Mié, 06/20/2018 - 10:14

En el Seminario Internacional “Migración e inclusión: desafíos y oportunidades para las políticas de protección social y trabajo decente”, organizado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA)...

Ecuador. 73.000 ecuatorianos están afiliados en España a la Seguridad Social

Noticias en Seguridad Social - Mié, 06/20/2018 - 10:14

Según los datos publicados este 19 de junio por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España, la ocupación extranjera sumó 142.471 personas más que en mayo de 2017, un crecimiento del 7,65% interanual...

República Dominicana. Entidades crean el Observatorio de la Seguridad Social

Noticias en Seguridad Social - Mar, 06/19/2018 - 09:58

Las entidades que apoyan la iniciativa son las AFP Popular, y Siembra, así como las ARS Palic, Primera y Universal. Será un centro de pensamiento apegado a los valores de objetividad y rigor científico, para mejorar la protección de la población tanto en términos de salud como de pensiones...

Rusia. Subirá edad de retiro arriba de esperanza de vida

Noticias en Seguridad Social - Lun, 06/18/2018 - 09:58

El gobierno tiene planeado aumentar la edad de retiro de los 60 años 65 años para los hombres y de los 55 a los 63 para las mujeres. Estos cambios llegarían en 2028 y el 2034, respectivamente, según el Financial Times. Según el primer ministro Dmitry Medvedev estos cambios son “inevitables” e indispensables...

Perú. Aprueban informativo sobre seguridad social en salud

Noticias en Seguridad Social - Vie, 06/15/2018 - 09:52

El documento proporciona información útil sobre los derechos y obligaciones de los a?liados al régimen contributivo y semicontributivo de la seguridad social en salud y especifica las características de las prestaciones otorgadas...

Cuba. Un antes y un después de la Seguridad Social

Noticias en Seguridad Social - Vie, 06/15/2018 - 09:51

Entre 1913 y 1958 se constituyeron en Cuba de forma autónoma 52 fondos de pensiones, la mayoría destinados a amparar a trabajadores del sector privado y a profesionales; y en menor medida aseguraban a empleados y obreros en el sector público...

México. Tu retiro es “ahorra” o nunca

Noticias en Seguridad Social - Vie, 06/15/2018 - 09:51

Todos los trabajadores que cotizan en el IMSS y están dados de alta en una afore aportan mensualmente 6.5% de su salario a su cuenta individual en la afore. Este ahorro se convertirá en su pensión al momento de jubilarse, pero ¿ahorrar 6.5% es suficiente?...

¿Por qué donar sangre?

Salud en América Latina y el Caribe - Mié, 06/13/2018 - 17:55

Copyright © 2018. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org

Por Carolina González Acero.

Debes donar sangre porque 9 de cada 10 personas necesitarán una transfusión en algún momento de su vida para sobrevivir. Para responder esta demanda, muchas veces se recurre a amigos o familiares o se paga por encontrar un donante. Pero también existe una respuesta altruista en la forma de donaciones voluntarias no remuneradas, que se convierten en una oferta de sangre continua. Para avanzar y apoyar con la disponibilidad oportuna y segura de sangre mediante donaciones, cada 14 de junio se celebra el Día mundial del donante voluntario de sangre.

Las condiciones para la disponibilidad y seguridad de la sangre varían de país a país. Actualmente, 122 países tienen una política nacional de sangre, pero solo 105 cuentan con una regulación precisa en relación con la calidad y la seguridad de la sangre para realizar transfusiones.

¿Qué están haciendo los países?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo 57 países han logrado obtener el 100% de suministro de sangre segura de donaciones voluntarias no remuneradas.  Cuando se comparan los países por nivel de ingresos, la situación es preocupante: la tasa de donación de sangre por cada 1000 personas es de 32,1 en los países de ingresos altos, frente a 4,6 en los países de ingresos bajos. Estas cifras son muy bajas teniendo en cuenta que en los países de mayores ingresos sólo habita el 19% de la población mundial.

En la región, 23 países han diseñado una política nacional de sangre. El número de donantes voluntarios no remunerados en Cuba, Nicaragua, Aruba, Bermuda, Curazao, Guadalupe, Guyana, Islas Caimán, Martinica y Surinam ha incrementado al punto que hoy la totalidad de donaciones de sangre provienen de este grupo.

Sin embargo, aún persisten desafíos importantes. Por ejemplo:

  1. El porcentaje de donantes voluntarios es del 54,89% en el Caribe y el 43,28% en América Latina, cifras lejanas de la meta propuesta por la OMS para alcanzar el 100% hasta 2019
  2. Aún no se aprovecha la totalidad de la sangre para transfusiones: en América Latina sólo el 92,9% de las unidades de sangre se separa para glóbulos rojos, plasma y plaquetas, mientras en el Caribe sólo se descompone el 67,04% de las unidades
  3. No existe tamizaje universal para verificar que la sangre donada en cada país sea segura y esté libre de infecciones
  4. No todos los países conocen cuáles son sus necesidades reales de sangre.

Respuestas regionales

República Dominicana ha hecho una fuerte apuesta por incrementar la donación voluntaria de sangre, que hoy sólo alcanza el 20%. Actualmente está finalizando la construcción del Hemocentro Nacional, a través del cual se captará y se procesará la sangre de manera segura y oportuna para ser distribuida en una red nacional de sangre. Paralelamente, se ha lanzado una campaña para motivar la donación voluntaria y dar a conocer la red nacional de sangre, con la cual se espera recolectar al menos 300 mil unidades para superar las 103 mil que se colectan anualmente.

Ecuador casi ha duplicado el número de donantes voluntarios no remunerados, pasando del 38% en 2010 al 60% en 2014. Cuenta con un sistema de centralización del tamizaje y con la tecnología necesaria para garantizar sangre segura y de calidad. En 2016 demostró a la región la importancia de contar con una buena organización en la red nacional de sangre para responder a desastres naturales, como el terremoto que azotó el noroeste del país.

En México, donde la donación voluntaria es del 3%, se creó la aplicación Blooders para conectar a las personas que necesitan sangre con donantes voluntarios y hospitales. Hasta 2016 la aplicación había salvado 6.000 vidas y se espera que pueda seguir creciendo e incluso ampliar su cobertura a otros países de América Latina.

En Perú se aprobó recientemente el Plan Nacional para la promoción de la donación de sangre, para que las personas puedan acceder de forma segura a la sangre y sus derivados a través de donaciones. Además, plantea implementar un registro nacional de donantes de sangre y la formación de una red nacional de promotores para motivar la donación.

En Uruguay, las campañas de donación fomentan la búsqueda activa de donantes voluntarios en sitios y eventos como ferias y centros comerciales. Desde hace varios años cuenta con la Ley del día libre para promover la donación voluntaria.

Todos estos esfuerzos y avances solo tienen sentido si todos contribuimos, si hacemos de la donación voluntaria no remunerada un hábito. Recuerda que los 450 mililitros de sangre extraídos en unos pocos minutos de tu tiempo pueden salvar hasta tres vidas.

¿Conoces las condiciones necesarias para donar sangre? ¿Qué está haciendo tu país para sumarse a estos esfuerzos? Cuéntanos en la sección de comentarios o mencionando a @BIDgente en Twitter.

Carolina González Acero es especialista en salud en la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la oficina de República Dominicana.

The post ¿Por qué donar sangre? appeared first on Gente Saludable.

México ¿Cómo recuperar mi afore si vivo y trabajo en el extranjero?

Noticias en Seguridad Social - Mié, 06/13/2018 - 16:15

Por distintas razones, actualmente más de 12 millones de mexicanos viven en otras partes del mundo. El 97.33% por ciento de ellos vive en Estados Unidos...

Francia. La Seguridad Social pagará las gafas, audífonos y prótesis dentales

Noticias en Seguridad Social - Mié, 06/13/2018 - 10:08

Los franceses correrán con los gastos de gafas, audífonos y prótesis dentales a través de la Seguridad Social, mientras que En España, estas partidas tienen que costearlas íntegramente los afectados en empresas privadas...

Nicargua. Crisis sociopolítica arrastra afiliación a la Seguridad Social

Noticias en Seguridad Social - Mié, 06/13/2018 - 10:06

Las estadísticas de evolución del mercado laboral publicadas por el Banco Central de Nicaragua (BCN), en su más reciente informe detallan que entre noviembre del 2017 y abril del 2018 el INSS ha perdido 42,828 cotizantes. O sea, cifras anteriores al inicio de la crisis...

Chile. Una mirada al sistema de pensiones

Noticias en Seguridad Social - Mié, 06/13/2018 - 10:03

El esquema de pensiones en Chile permite a todos los trabajadores afiliados contar con una pensión, aun con pocos años de cotización. Este beneficio crea una expectativa optimista de pensión, incluso entre aquellos que han cotizado por poco tiempo...

México. Retos de los Sistemas de Pensiones de Beneficio Definido (BD)

Noticias en Seguridad Social - Mar, 06/12/2018 - 09:28

Como su nombre lo indica, los esquemas de BD otorgan un "beneficio definido", el cual está predeterminado con base a una fórmula establecida por el historial del salario de los trabajadores, el tiempo de cotización y la edad...

¿Qué tiene que ver la neurociencia con los comportamientos sociales saludables?

Salud en América Latina y el Caribe - Lun, 06/11/2018 - 07:00

Copyright © 2018. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org

Por Agustín Ibáñez, Lucas Sedeño y Adolfo M. García

“Ningún hombre es una isla”, escribió John Donne en 1624, y, sin saberlo, su frase representa hoy una valiosa lección para las neurociencias contemporáneas. Sucede que el cerebro humano se gesta, se desarrolla y se expresa (e incluso se daña) en entornos sociales.

Para comprender nuestra mente, debemos estudiar la interacción entre aspectos biológicos, cognitivos e interpersonales. En los últimos 20 años ha surgido una nueva aproximación, llamada neurociencia afectiva, social y cognitiva (SCAN, por sus siglas en inglés), que redefinió el estudio de los procesos mentales.

La mente y el contexto interpersonal, afectivo y cultural

La interdependencia entre factores biológicos y sociales es evidente en investigaciones sobre cuadros clínicos. Por ejemplo, la depresión (aquellos sentimientos exacerbados de tristeza, desesperanza y perdida de interés que impactan de forma negativa y significativa en la vida cotidiana de quien los padece) puede estar vinculada a varios procesos, entre ellos:

  • Químicos: por ejemplo, los cambios en ciertos neurotransmisores serotoninérgicos pueden producir depresión.
  • Psicológicos: por ejemplo, una actitud pesimista continua, acompañada de pensamientos negativos recurrentes, pueden facilitar la depresión.
  • Sociales, que resultan aún más interesantes: en situaciones de aislamiento social, la soledad real o percibida (cuando una persona está rodeada de gente, pero se siente sola y se percibe sin vínculos) puede modificar la expresión de genes inflamatorios, una de las primeras respuestas del sistema inmune. Esto duplica las probabilidades de desarrollar demencia y enfermedades cardíacas, e incluso aumenta el riesgo de muerte. Múltiples estudios científicos recientes de la neurociencia social han revelado cómo las interacciones sociales insalubres, no basadas en la confianza, pueden aumentar el riesgo de desarrollar depresión y otros cuadros psiquiátricos.

Las neurociencias y la salud

Ahora bien, ¿cómo han de integrarse los conocimientos sociales y neurocientíficos para contribuir a cuestiones tan apremiantes como la pobreza, la desigualdad socioeconómica, la salud y el bienestar? Un ejemplo de esta integración proviene de estudios que han mostrado cómo la privación social temprana (como la que sufren los niños institucionalizados) produce un severo retraso madurativo de la corteza frontal y otras regiones cerebrales; así como múltiples déficits cognitivos (tales como el nivel intelectual y la capacidad de abstracción, por mencionar algunos) y socioemocionales (capacidad de reconocer e interpretar emociones, dificultad para entender las intenciones de los otros, y desadaptación social, entre otros).

El Proyecto de Intervención Temprana de Bucarest demostró que los niños abandonados cerca del nacimiento y criados en patronatos de dicha ciudad rumana, sin una adecuada vinculación psicosocial, presentan limitaciones cerebrales, intelectuales, emocionales y lingüísticas. La pobreza y los factores que la acompañan (consumo de alcohol, mala alimentación, mayor exposición a maltrato, menor educación) producen serias desigualdades. Las personas con alta vulnerabilidad social y con nivel socioeconómico bajo tienen mucho más riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, cáncer, y por supuesto, alteraciones neurocognitivas.

Por otro lado, los pacientes con afectaciones cerebrales nos permiten estudiar por qué a veces cometemos deslices ocasionales y se producen cambios en nuestra conducta social. No hace falta tener Alzheimer para olvidarnos dónde pusimos la llave de casa, ni tener Síndrome de la Tourette para que un día se nos salga la chaveta y le gritemos a nuestro jefe que su madre ejerce la más antigua de las profesiones. Un desbarajuste cerebral puede hacer que olvidemos cosas, caminemos temblorosos, evitemos el contacto social o larguemos malas palabras a diestra y siniestra. Las causas de estos y tantos otros infortunios pueden ser de lo más variadas. A veces el problema está en desperfectos estructurales al interior de las neuronas. En otras ocasiones, la mente se enferma porque dichas células no se comunican bien. O a veces, es el entramado social el que produce cambios a nivel cerebral. Es así que estudiar las afectaciones cerebrales nos brindan valiosas lecciones para comprender la mente sana y para promover la salud cerebral.

Neurociencias y ciencias sociales: el vínculo que falta

Las implicancias de esta nueva concepción integradora de las neurociencias van mucho más allá del ámbito clínico. La SCAN ha forjado nuevas avenidas para el diálogo con campos que abordan directamente las dinámicas sociales, como la salud, la economía, el derecho, la educación, la formulación de políticas públicas y la sociología. Esta interacción incluso ha dado lugar a nuevas especialidades, como la neurosociología o la neurociencia cultural. La SCAN pone de manifiesto la relevancia de considerar los afectos, la cultura, y nuestra naturaleza intrínsecamente prosocial para alcanzar desarrollos aplicables en la vida cotidiana.

Por ejemplo, el desarrollo de hábitos sociales saludables, las relaciones basadas en la confianza y la reciprocidad, y la promoción de actividades grupales no sólo mejoran la calidad de vida de las personas, sino que promueven su salud mental y cerebral. En consecuencia, han surgido oportunidades sin precedentes para explorar los vínculos íntimos entre los procesos biológicos individuales y los fenómenos socioculturales interpersonales. En ese transitar social que llamamos vida, nuestras neuronas ejecutan una sinfonía guiada por dos batutas: la propia y la de los que nos rodean.

En la era del neuroboom, donde el cerebro se erige –a menudo exageradamente– como un elemento explicativo para cualquier fenómeno, es indispensable promover un enfoque crítico y polifónico para explorar, tensar, discutir, promover, criticar y reconsiderar los límites entre la neurociencia social y las ciencias sociales. Por ello, hemos recogido las perspectivas de más de 50 investigadores empíricos y teóricos que operan en neurociencia y ciencias sociales en todo el mundo, abriendo oportunidades para que la neurociencia social salga del laboratorio al centro de la vida social.

Con este aporte, que es parte de una propuesta impulsada por el Banco Interamericano del Desarrollo (BID) en Sudamérica, llamada “Grupo de estudio de las ciencias del comportamiento para las políticas de protección social y salud: un enfoque basado en el ciclo de vida”, esperamos sumar nuestro grano de arena para que la mente humana salga de la isla que le depararon viejos enfoques científicos, a fin de entenderla con plena consciencia de su naturaleza social.

Comparte tus ideas y experiencias sobre el vínculo entre neurociencias y salud y bienestar en la sección de comentarios o mencionando a @BIDgente en Twitter.

Agustín Ibáñez es director del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (INECO-Favaloro-CONICET), investigador de Universidad Adolfo Ibáñez y Australian Research Council.

Lucas Sedeño es Doctor en Ciencias Médicas, co-dirige el Laboratorio de Psicología Experimental y Neurociencias, dependiente del INCYT (Argentina).

Adolfo M. García es Director Científico del Laboratorio de Psicología Experimental y Neurociencias, dependiente del INCYT (Argentina).

The post ¿Qué tiene que ver la neurociencia con los comportamientos sociales saludables? appeared first on Gente Saludable.

China y Serbia. Firman acuerdo sobre seguridad social

Noticias en Seguridad Social - Vie, 06/08/2018 - 09:47

El acuerdo fue firmado en Belgrado, según el comunicado difundido el viernes por el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social de China...

Estados Unidos. Medicare y la Seguridad Social se quedarán sin fondos en 2026 y 2034

Noticias en Seguridad Social - Vie, 06/08/2018 - 09:46

El programa de cobertura médica nacional Medicare de Estados Unidos se quedará sin fondos antes de lo previsto mientras que los problemas para la Seguridad Social tampoco se quedarán atrás. Según el último análisis publicado por el gobierno del país, el primero será insolvente en 2026, tres años antes de lo previsto previamente...

México. Los usos del Saldo de la Subcuenta de Vivienda

Noticias en Seguridad Social - Jue, 06/07/2018 - 08:45

El Saldo de la Subcuenta de Vivienda es un ahorro al que todos los trabajadores de México tienen derecho y que se acumula a lo largo de la vida laboral...

España. Libro El presidente del Tribunal Supremo presenta 'La protección social de la Carrera Judicial"

Noticias en Seguridad Social - Mar, 06/05/2018 - 16:29

Obra que recopila 130 propuestas elaboradas por el grupo de trabajo de cara a la protección social de jueces y magistrados...

México. Necesario crear un Instituto Nacional de Pensiones: IMEF

Noticias en Seguridad Social - Mar, 06/05/2018 - 16:27

Para resolver los principales retos del sistema de pensiones, como integrar al sector informal laboral, mejorar las bajas pensiones y la sostenibilidad fiscal, es necesario crear un Instituto Nacional de Pensiones (INP), indicó Federico Rubli Kaiser, vicepresidente del comité nacional de estudios económicos del IMEF...

Servicios de salud para personas con discapacidad

Salud en América Latina y el Caribe - Mar, 06/05/2018 - 13:18

Copyright © 2018. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org

Por Juan Sebastián Ortega Linares.

Cuando lees “discapacidad”, ¿cómo la defines? Mucha gente piensa en una condición física o intelectual, sin embargo, y de acuerdo con la comprensión actual acogida por la Organización Mundial de la Salud, la discapacidad es un fenómeno mucho más complejo que refleja la interacción entre las características del organismo humano y las características de la sociedad en la que se vive.

Por lo tanto, puede decirse que la discapacidad no se deriva exclusivamente de las condiciones particulares del individuo, sino también del medio con el que estos se relacionan. La discapacidad atañe a las personas y a la sociedad y debe ser abordada dinámica e integralmente en estas y en aquella, a fin de lograr que se supere e impedir que se presente.

Existen diversas condiciones personales y sociales que definen a las personas con discapacidad como aquellas que se ven enfrentadas a dificultades para desarrollar actividades necesarias en su desenvolvimiento como seres sociales.

Poe ejemplo, sabemos que el ámbito de la salud resulta esencial para cualquier persona y para cualquier sociedad. No obstante, en relación con las personas con discapacidad los servicios de salud poseen una importancia excepcional, pues no solo son parte del medio social en que la persona se desenvuelve, sino que, en muchos casos, tienen verdadera incidencia sobre las condiciones personales que determinan la evolución de la discapacidad. En muchas ocasiones, estas condiciones pueden ser mitigadas o superadas mediante la prestación oportuna, pertinente y eficaz de servicios de salud, tales como los de rehabilitación.

Independientemente de lo anterior, todas las personas con discapacidad tienen las mismas necesidades de atención médica general. Requieren acceder a educación en salud y a atención médica adecuada en condiciones sostenibles de calidad y equidad.

El estatus de la discapacidad en las Américas

Se estima que la población con discapacidad suma alrededor de mil millones de personas en el mundo y 140 millones en la región de América Latina y el Caribe. Esto es, cerca del 15% del total. Estas cantidades han ido en aumento, debido al envejecimiento de la población, a la mayor prevalencia de enfermedades crónicas, entre otros factores.

Sin embargo, resulta altamente sugestivo que menos de la mitad de las oficinas nacionales de estadística en los países de la región, indagan por el acceso de las personas con discapacidad a la protección o seguridad social. Y cuando se indaga, no siempre se utiliza la conceptualización adecuada de discapacidad.

Así, el reto más inmediato parece radicar en la falta de conocimiento de esta realidad, su precisa dimensión y características por parte de los gobiernos de las Américas y la consecuente imposibilidad de tomar acciones concretas adecuadas y efectivas para transformarla.

La Organización Panamericana de la Salud ha señalado que menos del 3% de las personas con discapacidad en la región, acceden a servicios de rehabilitación y ha advertido la necesidad de que los ministros de salud de las Américas den prioridad a la discapacidad dentro de sus políticas como parte de un Plan de Acción Regional sobre Discapacidades y Rehabilitación, establecido en consonancia con el Plan de Acción de las Discapacidades de la Organización Mundial de la Salud.

Las personas con discapacidad buscan con mayor frecuencia atención en salud y tienen menor acceso a los servicios de atención médica. Por lo tanto, experimentan más necesidades sanitarias no satisfechas. Ello evidencia una preocupante paradoja de base: son las personas que más necesitan de los servicios de salud, pero también aquellas que menos se benefician de estos.

La realidad de un limitado acceso a servicios de salud puede explicarse en múltiples factores concurrentes e interdependientes, como por ejemplo:

  • Costos prohibitivos
  • Oferta limitada
  • Barreras físicas
  • Conocimientos inadecuados del personal sanitario

De la oferta a la calidad de los servicios inclusivos

Ahora bien, más allá de trabajar con miras a mejorar los indicadores resultantes de la información estadística disponible, cabe señalar que las vías de acción también deben pasar por lo cualitativo, en tanto se requieren medios adecuados, lineamientos y formación específica dirigida a los profesionales que ejercen en el área de la salud, para que estén en condiciones de atender las necesidades de la población con discapacidad, en aras de garantizarles la autonomía, información suficiente, intimidad, confidencialidad, seguridad, no discriminación y demás derechos de todo paciente.

La salud como un derecho para todas las personas

En este orden de ideas, urge trabajar mancomunadamente entre los gobiernos, la sociedad civil nacional e internacional junto con la propia población con discapacidad, a fin de desarrollar mayor investigación y diagnóstico en torno a la problemática descrita, así como desplegar mayores esfuerzos en la planeación, ejecución y evaluación de políticas públicas participativas en salud, que aseguren la adecuada prestación de servicios sanitarios a las personas con discapacidad, pero también que conviertan estos servicios en potentes herramientas para la superación de  una situación que compromete la dignidad y bienestar de un número significativo de seres humanos.

Este desafío y otros semejantes relacionados con la inclusión de las personas con discapacidad serán abordados en INCLUYETECH: innovación para las personas con discapacidad, evento que tendrá lugar en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, DC el próximo 14 de junio, para el cual ya puedes registrarte.

Compártenos tus impresiones e ideas en relación con esta temática en la sección de comentarios o mencionando a  @BIDgente en Twitter.

Juan Sebastián Ortega Linares es abogado colombiano. Tiene una discapacidad visual. Se desempeñó recientemente como pasante en el Banco Interamericano de Desarrollo y en la Organización de Estados Americanos y está por comenzar una maestría en derecho constitucional.

The post Servicios de salud para personas con discapacidad appeared first on Gente Saludable.

Páginas

Agregador de canales de noticias